Inicio > Cultura, Nacional, Politica, Tecnología > Empresario Carlos Pontigo: “En Chile la ley no es lo mismo que la justicia”

Empresario Carlos Pontigo: “En Chile la ley no es lo mismo que la justicia”

Lunes, 27 de Noviembre de 2017

Por Francisco Toro

El emprendedor editorial Carlos Pontigo, que imprime libros en China para otros autores nacionales, realizó sus descargos en primera persona sobre la temporada que pasó encarcelado por la demora en pagar la pensión alimenticia a su ex mujer, asegura. “Los 15 días al desnudo” es una denuncia sobre lobby, precarización laboral y alienación parental”, explica.

El importador, productor y conductor de televisión chileno Carlos Pontigo Retamal; creador del talk show de economía “La hora Pyme” en televisión abierta y autor de libros como “Diálogo social en Chile” y “Lobbygrafía de Chile” reincide con nuevas memorias en “Los 15 días al desnudo”. Un ensayo autobiográfico –describe- donde registra noche a noche el paso de su detención nocturna bajo el impopular mote de “Papito corazón” en el Centro de Reclusión Abierto Manuel Rodríguez de calle Blas Cañas 341.

El emprendedor editorial Carlos Pontigo, que imprime libros en China para otros autores nacionales, realizó sus descargos en primera persona sobre la temporada que pasó encarcelado por la demora en pagar la pensión alimenticia a su ex mujer, asegura. “Los 15 días al desnudo” es una denuncia sobre lobby, precarización laboral y alienación parental”, explica.

El importador, productor y conductor de televisión chileno Carlos Pontigo Retamal; creador del talk show de economía “La hora Pyme” en televisión abierta y autor de libros como “Diálogo social en Chile” y “Lobbygrafía de Chile” reincide con nuevas memorias en “Los 15 días al desnudo”. Un ensayo autobiográfico –describe- donde registra noche a noche el paso de su detención nocturna bajo el impopular mote de “Papito corazón” en el Centro de Reclusión Abierto Manuel Rodríguez de calle Blas Cañas 341.
Mitad biografía y mitad ajuste de cuentas con su propio padre ausente, Pontigo explica que su libro es un relato “sobre las falencias de un sistema que tiene al país a la intemperie de la injusticia y la inmoralidad. Mi historia no es nueva, pero tampoco lo es el hecho de que en Chile la ley no es lo mismo que la justicia”, asegura.
El empresario que ha ganado algo de notoriedad anticipándose a la compra de dominios de internet de eventuales presidenciables y que ejerce también como Presidente de la Asociación Nacional de Técnicos Jurídicos debió cumplir reclusión nocturna el año 2016 por no pagar la totalidad de la pensión de alimentos a su ex mujer. Él alega que los altos y bajos de su negocio como importador e impresor de libros en China le jugaron en contra durante un período en que los jueces actuaron draconianamente, cree.

“Jamás me escapé, no me escondí ni dejé de pagar. Simplemente no pude completar la cuantía de dicha pensión de alimentos. De ninguna manera fue por un incumplimiento”, recuerda sobre el motivo que lo dejó con reclusión nocturna en compañía de otros detenidos. Una experiencia que, reitera, lo hizo sentirse un paria. Desnudo ante la ley.

“Pero ojo, que en ese sentido no sólo yo estoy desnudo. De alguna manera todos estamos a la intemperie de la inmoralidad, de la falta de vergüenza y la falta de criterio de los jueces que son funcionales a prácticas como la alienación parental. Ese enfrentamiento silencioso y hostil entre padres separados que es profundamente asimétrico en sus fuerzas”, lamenta.

El ánimo de publicar no es el de una revancha, sostiene. Es el de evidenciar que la desigualdad también si vive a nivel judicial entre ciudadanos ejemplares. “La puerta giratoria abre para un solo lado aparentemente. Del otro nos quedamos quienes añoramos el bien para nuestras familias aunque nuestros hijos no estén con nosotros. Es algo que me rondaba la cabeza en el calabozo cada noche”, dice.

Sin embargo, hay un par de lecciones relevantes que Pontigo se lleva en la mochila personal después de este paseo por las galerías de la detención. “Lo primero que comprendí durante este encierro es que no todos somos malos padres: la mayoría somos padres en tiempos difíciles. Lo segundo que aprendí enjaulado es que cuando el status desaparece también desaparecen los amigos y quienes te daban palmadas en el hombro”, dice.

El libro de memorias de Pontigo se distribuye gratuitamente (en 21 de Mayo 565, Santiago Centro. Metro estación Plaza de Armas) a quienes estén interesados en la historia detrás de “Los 15 días al desnudo”. Proximamente también podrá descargarse en PDF. “Quizás sea un libro de referencia para otros “papitos corazón”, se ríe el autor que compara esta expresión como una palabra que mancha a justos por pecadores.

Mitad biografía y mitad ajuste de cuentas con su propio padre ausente, Pontigo explica que su libro es un relato “sobre las falencias de un sistema que tiene al país a la intemperie de la injusticia y la inmoralidad. Mi historia no es nueva, pero tampoco lo es el hecho de que en Chile la ley no es lo mismo que la justicia”, asegura.
El empresario que ha ganado algo de notoriedad anticipándose a la compra de dominios de internet de eventuales presidenciables y que ejerce también como Presidente de la Asociación Nacional de Técnicos Jurídicos debió cumplir reclusión nocturna el año 2016 por no pagar la totalidad de la pensión de alimentos a su ex mujer. Él alega que los altos y bajos de su negocio como importador e impresor de libros en China le jugaron en contra durante un período en que los jueces actuaron draconianamente, cree.

“Jamás me escapé, no me escondí ni dejé de pagar. Simplemente no pude completar la cuantía de dicha pensión de alimentos. De ninguna manera fue por un incumplimiento”, recuerda sobre el motivo que lo dejó con reclusión nocturna en compañía de otros detenidos. Una experiencia que, reitera, lo hizo sentirse un paria. Desnudo ante la ley.

“Pero ojo, que en ese sentido no sólo yo estoy desnudo. De alguna manera todos estamos a la intemperie de la inmoralidad, de la falta de vergüenza y la falta de criterio de los jueces que son funcionales a prácticas como la alienación parental. Ese enfrentamiento silencioso y hostil entre padres separados que es profundamente asimétrico en sus fuerzas”, lamenta.

El ánimo de publicar no es el de una revancha, sostiene. Es el de evidenciar que la desigualdad también si vive a nivel judicial entre ciudadanos ejemplares. “La puerta giratoria abre para un solo lado aparentemente. Del otro nos quedamos quienes añoramos el bien para nuestras familias aunque nuestros hijos no estén con nosotros. Es algo que me rondaba la cabeza en el calabozo cada noche”, dice.

Sin embargo, hay un par de lecciones relevantes que Pontigo se lleva en la mochila personal después de este paseo por las galerías de la detención. “Lo primero que comprendí durante este encierro es que no todos somos malos padres: la mayoría somos padres en tiempos difíciles. Lo segundo que aprendí enjaulado es que cuando el status desaparece también desaparecen los amigos y quienes te daban palmadas en el hombro”, dice.

El libro de memorias de Pontigo se distribuye gratuitamente (en 21 de Mayo 565, Santiago Centro. Metro estación Plaza de Armas) a quienes estén interesados en la historia detrás de “Los 15 días al desnudo”. Proximamente también podrá descargarse en PDF. “Quizás sea un libro de referencia para otros “papitos corazón”, se ríe el autor que compara esta expresión como una palabra que mancha a justos por pecadores.
FUENTE. lanuevaopcion.cl

Cultura, Nacional, Politica, Tecnología

Comentarios cerrados.